Cuando empezó la temporada, el equipo cadete de los Pioners de L´Hospitalet era un equipo novato, compuesto de jugadores que nunca habían jugado a Futbol Americano y unos pocos que habían sido cadetes el año que la pandemia lo paro todo. Pero todos tenían algo en común: una voluntad de hierro para entrenar a pesar de todos los contratiempos y un coraje sin límites. Además, son buena gente, cosa que es de una importancia fundamental para el club y para sus padres. Son jóvenes actuales, con sus cosas, que, a lo mejor, los adultos no compartimos, pero es que así debe ser.

Pronto nos dimos cuenta que este equipo era especial, ni mejor ni peor que otros equipos Pioners, pero diferente. Es difícil ser mejor que el equipo que lidero Ricardo, «Puntos», Marc Moreno, Brayan, Jorge, Iker, en los últimos años, con varios títulos de copa y liga catalana y española. Pero es un equipo diferente, comenzando por su quarterback, Victoria Valverde. No nos constan las estadísticas, pero no recordamos un equipo de cadete mixto liderado por una chica y con tantos triunfos. Aunque el liderazgo en el campo es compartido con uno de los mejores, sino el mejor jugador que hay ahora en la competición Jhamel Funes, capaz de parar a cualquier ataque, y dos jóvenes veteranos, Izan Collado y Dani Palma, que en las ultima jornadas nos han dejado algunas de las mejores jugadas de fútbol americano de los últimos años. Su fuerza y velocidad son increíbles. Pero a su lado y en un tiempo récord esos novatos han evolucionado y se han convertido en unos jugadores de futbol americano que empiezan a conocer las reglas y claves de un juego que, si llama la atención por su fuerza y violencia, en realidad, su mayor belleza reside en la estrategia. Raúl González ha anotado touchdowns de carrera y recepción, Marc Crespo bloquea en la línea ofensiva con madurez espectacular y David Pino aportó carreras que permitieron ganar yardas importantes. Pero en los partidos de ayer, decididos por menos de una anotación, la defensa sobresalió en los últimos metros, allí donde un error suponía la anotación, no podemos sino elogiar como Otoniel, Jabes, Adam y Dani Camacho se mantuvieron firmes, en sus posiciones e impidieron que los contrarios nos arrebatasen el triunfo en los últimos segundos. Rubén Olaya se estrenó en el Futbol Americano con estos partidos, pero nadie lo diría con la tranquilidad con la que se desenvolvió al salir en el campo.

El primer partido les enfrentaba contra los Ducs, equipo bien entrenado, y con jugadores más veteranos. Estaban escasos de plantilla, pero su victoria contra los Reds en el partido anterior por 28-44 había sido contundente, con un juego de carrera espectacular a cargo de su número 20, Marko Ramos y buenas recepciones por el jugador número 12, Julio Martínez. Pero el staff técnico de L´Hospitalet supo plantear un esquema defensivo que impidió a los Duc jugar con comodidad y anotar, mientras que el ataque ofensivo de los Pioners conseguía sobrepasar la defensa del equipo de Girona. El resultado 22-26 no refleja el control que tuvieron los Pioners sobre el partido durante la mayor parte del tiempo, pero un último drive en el que la defensa de los Ducs paró el ataque en cuarto down, a la mitad del campo, puso el miedo en el cuerpo de la afición de L´Hospitalet, que no paraba de animar a su equipo.

Los anfitriones de la jornada, los Terrassa Reds, habían perdido en su primer encuentro, así que pusieron todas sus ganas en llevarse al menos una victoria. Pero los Pioners habían llegado a Terrassa con hambre de victoria y ganas de demostrar su mejora en todos los ámbitos, así que no se dejaron inquietar por el equipo local. Fue un partido intenso, que se decidió por un punto, en los últimos segundos, 25-26 a favor de Pioners, lideres provisionales al acabar la jornada.

Con estas dos victorias el equipo cadete de Pioners de Noel Ribera Amorós finaliza una temporada magnifica,  en la que no bajará del 2º puesto según los resultados de la próxima jornada,  y se prepara con la máxima ilusión para  su próximo reto, la Final Four de la competición. ¡¡Suerte Pioners!!